Apóstatas

lunes, abril 17, 2006

Pascuas

Fue un merecido descanso, haciendo nada. O mejor dicho, haciendo un poco de todo, aunque parezca nada: comer, dormir, ver tele, holgazanear, dormitar, oír música, en fin, una serie de pecados capitales que fueron bienvenidos para descansar de estas semanas de laburo intenso.

Va a sonar herético, pero viniendo de mí, no debería asombrar: te digo que un descanso como éste de 4 días corridos bien vale una crucifixión del Mesías.

12 Decime:

Publicar un comentario

<< Home


I am nerdier than 43% of all people. Are you nerdier? Click here to find out!
adopt your own virtual pet!