Apóstatas

domingo, octubre 23, 2005

Emotional rollercoaster ride

Ya es la madrugada del Domingo 23 pero ni las inminentes elecciones me harán olvidar el que quizás haya sido el mejor cumpleaños de mi vida.

Ya había comenzado de maravillas y después de las 3 de la tarde se puso aún mejor. Salgo del baño todo chuavechito para atender a Matías que llama de NYC, nos ponemos al día con las novedades, lamentamos no cruzarnos en BA dentro de dos semanas, y se despide con sus siempre presentes palabras de aliento. Me tiene fe ciega.
Jorge y Anny también habían llamado y me alentaban como siempre. Llama Fede (a.k.a. Buitre) desde Quilmes, saluda porque siempre siempre siempre se acuerda de todos los cumples y nunca falla.
Mail de Max desde LA también para saludar por mi cumple. Ni hablar de Higor, que ha desafiado la furia del huracán Wilma y manda mail desde algún lugar en el DF...

Voy a casa de Sil y Martino con la torta de chotolate que me hizo la nena. Ya están Fer y Caro, luego llegan David y Lucrecia. Cocinamos fajitas y luego me gastan por lo lenteja. El "boca de urna" sobre mi inminente salida es abrumador. La verdad es que ni hacía falta la consulta.
Ayudan a planear la salida, sugieren lugares y planes. Luego consulto sobre el homework de sci-fi, menuda tarea pero tiran data con la que aprobaré con 10 Sobresaliente.
Cantan un feliz cumple bajito porque Nina duerme. Soplo una simbólica vela. Pido sólo dos deseos y sacrifico el tercero: si se cumplen los dos que pido estoy más que satisfecho.

Regreso a Kosovo casi a las 3 AM para encontrar llamado de Polot desde Montevideo y otro de Higor desde el DF. Mis amigos rockean. Roberto Carlos quería tener un millón de amigos, yo con esta treintena me doy por satisfecho porque valen por 100 cada uno.

PS: Charol y Dholo, I owe you both. Sépanlo. ;-)


I am nerdier than 43% of all people. Are you nerdier? Click here to find out!
adopt your own virtual pet!